martes, 11 de agosto de 2009

Administrar y controlar

En el modelo CMMI existen prácticas relacionadas con la administración y control que requieren determinados elementos para el proceso de creación de los productos y servicios. Los elementos que requieren ser administrados y controlados necesitan un monitoreo y seguimiento periódico; como resultado de esa revisión se identifican desviaciones y en caso de requerirse se toman acciones correctivas y se verifica su cierre. Lo ideal para llevar este control es elaborar una bitácora de issues donde se pueda determinar, al menos, la fecha en que se detectó la desviación, a que elemento se asocia, quién es responsable de su atención, la fecha compromiso y el estado en que se encuentra. Necesitamos detectar desviaciones respecto a los: requerimientos, desempeño del proyecto con relación al plan, cambios a la configuración y desempeño del subproceso con relación al cumplimiento de los objetivos de calidad y desempeño del proyecto. Adicionalmente se debe controlar el desempeño de las acciones de mejora, información de métricas, cambios en interfaces, implementación y utilización de los activos del proceso, participación de los stakeholders y estado de los riesgos identificados. M. en C. Carlos J. Pérez Escobar SEI Authorized CMMI Instructor