miércoles, 12 de agosto de 2015

Cambio organizacional, nuevos enfoques

tiempo de cambio
Las organizaciones realizan ajustes en términos del capital humano, reenfocan, capacitan e integran nuevos recursos que cumplan con las competencias requeridas para manejar, administrar y dominar dicha tecnología, acorde también con las nuevas necesidades de la organización ante un mercado global y exigente.
Esta definición de la gestión del cambio establecida en InnoPlay  resume la gestión del cambio en el sentido de la necesidad, los resultados esperados y la ejecución del cambio. En general se refiere a un proceso de transformación que permite a la organización mejorar sus resultados o adaptarse a nuevas condiciones.

Cambio en CMMI

El modelo CMMI establece prácticas que las organizaciones exitosas han adoptado para mejorar sus resultados. No existe una referencia explícita hacia el manejo del cambio organizacional como parte del proyecto de mejora pero implícitamente el conjunto de prácticas contribuyen a una transición exitosa para alcanzar los objetivos establecidos.


Básicamente dos áreas de proceso contribuyen a lograr el cambio organizacional:

  • Organizational Process Focus (OPF)  contribuye a establecer un proceso de mejora organizacional que planifica, implementa y despliega las mejoras a los procesos a partir del conocimiento de las necesidades de los procesos. Considera un ciclo de mejora continua que gestiona el conocimiento y facilita la transición hacia procesos estandarizados en la organización.
  • Organizational Process Management (OPM) gestiona proactivamente los resultados de la organización para cumplir sus objetivos de negocio con la mejora continua. Asume el enfoque de mejora establecido en OPF y evoluciona hacia una mejora selectiva y controlada para optimizar el proceso. Se apoya en la gestión cuantitativa y la existencia de un proceso estable y predecible para determinar los cambios que pueden ofrecer los mejores beneficios. El proceso de adopción es mucho más controlado y efectivo.
Estas prácticas deben constituirse en un proyecto de mejora gestionado y controlado en la organización; que de manera sistemática facilite la adopción de los procesos como parte de la cultura de trabajo en beneficio de los objetivos del negocio.

Nuevos enfoques en la gestión del cambio

La gestión del cambio tradicional necesita actualizarse. McKinsey afirma que el 70% de los programas de cambio fracasan en lograr sus metas, muchas veces por la resistencia  de los empleados o la falta de apoyo de la dirección. Cuando el personal está involucrado y motivado hay un 30% más de posibilidad de continuar.

La aplicación de herramientas digitales puede lograr mejorar los resultados para todos los involucrados en el cambio. El negocio requiere transformarse y adaptarse con la misma velocidad con que las nuevas herramientas demandan procesos más flexibles y colaborativos. El entorno dinámico y acelerado de las empresas actuales requiere resultados más rápidos para mantener la ventaja competitiva.

Las redes sociales pueden contribuir a generar una participación y apoyo al cambio mucho más eficaz que los talleres y cursos de formación habituales. El tiempo limitado y la necesidad de llegar a todos los grupos en diferentes zonas no constituyen una barrera para estas herramientas y permiten un cambio más personal y sensible. Con el enfoque en cinco áreas se puede lograr un cambio duradero y eficaz utilizando las plataformas y herramientas digitales.

  1. Retroalimentación en tiempo, da la oportunidad a los colaboradores de hacer los ajustes que se requieren y observar los resultados en su rendimiento. En este sentido los mensajes de texto contribuyen a difundir información en tiempo, de interés y personalizada.
  2. Personalizar la experiencia, filtrar la información para que sea relevante para el usuario y muestre el papel que ejerce y su contribución al equipo.
  3. Colaboración efectiva, crear conexiones directas entre las personas para evitar las jerarquías y reducir el tiempo para hacer las cosas, compartir información y obtener apoyo de confianza.
  4. Construir empatía, comunidad y propósitos compartidos, los foros y tableros de información permiten compartir y visualizar actividades sobre una tarea dentro de un grupo.
  5. Mostrar avance, compartir el progreso de lo que está sucediendo en tiempo real entre todos los que participan y afectan por el cambio. Esta comunicación genera el sentido de urgencia que impulsa a la acción y a transformar la forma de actuar.

Las herramientas y tecnologías actuales pueden acelerar y ampliar las posibilidades de cambio, pero no son la solución en sí. La estrategia de las organizaciones debe conducir el uso de las herramientas a fomentar el resultado que se espera y aprovechar los beneficios para el grupo en pro del cambio.