miércoles, 4 de marzo de 2015

Y después del SCAMPI, qué hacemos

Inmobilidad por cambio

Lo único que es constante es el cambio. Después del ciclo de mejora y del proceso de evaluación muchas organizaciones se sienten desorientadas o estacionadas hasta que deciden nuevamente cubrir una evaluación.


En el proceso de mejora se generan ciclos de cambio con picos críticos en los puntos de máximo stress para la organización y que irremediablemente caen para acomodar nuevos procesos de cambio. En esos periodos de inactividad se pueden incorporar otros enfoques complementarios a las prácticas que se tienen integradas.

Encontrar nuevas ideas y enfoques para agregar valor a las mejoras que se proponen es el propósito del artículo "Beyond CMMI", un reporte desarrollado por KPMG India, presenta algunas ideas que pueden incorporarse para enriquecer el proceso de mejora luego de que se cumple una evaluación SCAMPI para el modelo CMMI.


Enfoques para mejora

Las organizaciones que adoptan CMMI buscan mejoran su capacidad para incrementar la satisfacción del cliente y diferenciarse en el mercado como resultado de las prácticas implementadas. Los enfoques que mejores resultados han ofrecido para complementar las prácticas de CMMI pueden ser:

  • Principios de Six Sigma, reducir las variaciones en el proceso en particular enfocados a la reducción de la tasa de defectos y mejora de los factores críticos del negocio. Explora las fuentes de problemas y determina las acciones para reducirlos o evitarlos.
  • Agile, los múltiples modelos y enfoques utilizados dentro de las prácticas Agile permiten reducir costos e incrementar el retorno de inversión con una alta efectividad y probabilidad de éxito. Las prácticas de CMMI pueden ser adecuadamente cubiertas con el enfoque de Scrum.
  • Teoría de restricciones o Theory of Constraints (TOC) busca optimizar el proceso existente eliminando las restricciones o limitantes del proceso. Se basa en identificar las limitaciones físicas o políticas que forman un cuello de botella, decidir cómo explotarlos, actuar para eliminarlos e incrementar la capacidad. El enfoque en la Cadena crítica para gestión de proyectos es un complemento muy útil para las prácticas de CMMI.
  • Lean Six Sigma, es el conjunto de técnicas de gestión enfocadas a eliminar el desperdicio, así desde el punto de vista del cliente todos los procesos, tareas y acciones agregan valor a los productos y servicios que se ofrecen. La reducción de gastos y entregas en menor tiempo contribuyen a mejorar los resultados obtenidos al implementar las prácticas de CMMI.
  • Múltiples modelos orientados a mejorar las capacidades del personal, procesos y la tecnología. El uso de los modelos y constelaciones CMMI pueden ofrecer un enfoque holístico al proceso de mejora e incrementar las capacidades alcanzadas.

La adopción de estos enfoques presume nuevos retos y consideraciones en los ciclos de mejora. Es importante evaluar las alternativas, considerar el conocimiento y experiencia, estandarización de las prácticas y resultados que se pueden obtener. Favorecer las prácticas que se adapten a la cultura y considerar el sentido común para decidir qué se puede implementar. El cambio es inevitable, será mejor trabajar hacia un mejor resultado y no esperar que los malos resultados nos hagan cambiar.