miércoles, 24 de octubre de 2012

SCAMPI CMMI, mantenimiento de la evaluación

SCAMPI, como método de evaluación del modelo CMMI, ahora permitirá ampliar la validez de los resultados por otros dos años, después de los tres años que permite en la actualidad. SCAMPI M (Maintenance) es un método de evaluación que está siendo probado por el SEI para permitir mantener los resultados por un total de cinco años.

El método de evaluación SCAMPI M está pensado para las organizaciones que buscan ampliar el plazo de vigencia de su evaluación SCAMPI A. Es aplicable en los casos en que la organización sea estable en relación con su estructura y tipo de proyectos, además que el alcance del modelo y la organización sea igual o menor del SCAMPI previo.


SCAMPI M
La evaluación se ejecuta en dos fases. En la primera se determina el alcance de la muestra del modelo que será evaluado en la segunda, que se lleva a cabo como si fuera un SCAMPI A con base en la muestra definida. Se requiere investigar al menos una tercera parte del alcance de las metas específicas y genéricas que fueron revisadas en el SCAMPI A. 

La determinación de la muestra considera, ya sea: la muestra a investigar con base en la evaluación de las metas que requieren mayor investigación, de manera aleatoria se seleccionan al menos dos metas específicas, por condiciones que obligan a investigar ciertas metas de forma automática o por petición directa del patrocinador para que sean incluidas dentro del alcance. 

Beneficios del mantenimiento de la evaluación
El SCAMPI M supone una reducción en costos del 25% al 33% sobre todo en la preparación y ejecución por parte de la organización, puede llevarse a cabo con un equipo de evaluación dos personas y con menor alcance del modelo a revisar.

Se considera un esquema de plan de acción cuando se presenta un incumplimiento en una o dos metas. Cuando las acciones son implementadas y corregidas las situaciones identificadas dentro de un periodo menor de cuatro meses, el equipo de evaluación reevalúa la meta para determinar si cumple y en ese caso se obtiene la ampliación de la evaluación. Si la organización decide no implementar el plan de acción o no corrige la desviación, no puede renovar la evaluación y en ese caso necesita volver a ejecutar un SCAMPI A.

En la actualidad el método está en fase de pruebas y revisión por los especialistas para determinar la versión final que deberá ser publicada a inicios del 2013.