martes, 20 de marzo de 2012

Tiempo para alcanzar un nivel de madurez

El tiempo para alcanzar la implantación de las prácticas es una de las preguntas más recurrentes en cuanto al tema de mejora de procesos, en particular con CMMI. Es una pregunta que tiene muchas respuestas y consideraciones, pero con el fin de poder demostrar el tiempo que se puede llevar un programa de mejora en alcanzar determinado nivel, se presentan algunos resultados estadísticos así como algunos elementos del modelo que se pueden considerar en el momento de realizar la planificación.



Estadísticas del SEI
De acuerdo con la estadística el valor medio para moverse del

  • Nivel 1 al 2 es de 5 meses
  • Nivel 2 al 3 es de 19 meses
  • Nivel 3 al 4 es de 21 meses
  • Nivel 3 al 5 es de 25.5 meses

Aunque se reportan valores inferiores al valor que se toma como media se debe considerar como referencia para determinar el tiempo que se puede requerir.


El nivel 2 requiere de prácticas básicas de administración de proyectos y típicamente las organizaciones requieren hacer algunos cambios para incorporar las funciones de aseguramiento de calidad y establecer mecanismos de definición y recolección de indicadores.


El nivel 3 es crítico en la organización por el nivel de cambio que implica en las prácticas que se tienen, es un nivel difícil porque implica cambiar la forma en que se ejecutan prácticas fundamentales en negocio y crear la disciplina para mantenerlas de manera permanente.


Con respecto a los niveles 4 y 5 de madurez el establecimiento de estos procesos requiere de la creación de una base de conocimientos que se alimenta de los resultados de la implantación de los procesos en la organización y que se administra desde el nivel 3. Esta base de conocimientos (son los activos de la organización en el modelo dentro del área de proceso OPD a nivel 3) es la que permite establecer la capacidad del proceso a nivel 4 y controlar cuantitativamente los proyectos con base a estos niveles de capacidad definidos. 


Para lograr estos resultados se requiere contar con información histórica que permita determinar por medio de métodos de control estadístico los valores de capacidad con un alto grado de certeza y demostrar que los proyectos se administran considerando estos valores para la toma de decisiones y la ejecución de acciones preventivas en caso de desviación. El nivel de administración cuantitativa de los proyectos y procesos de la organización es lo que permite a las organizaciones de nivel 5 optimizar sus procesos sin afectar la capacidad actual definida. Por todos estos elementos es que los niveles 4 y 5 a pesar de implicar la definición de menos procesos requieren de mayor tiempo para su implantación.