lunes, 19 de marzo de 2012

Integración de empresas

Diversas micros y pequeñas empresas (PyMEs) se organizan para fortalecer sus niveles de servicio y crear una organización más robusta mediante la integración en “clusters” de empresas. La idea de integrarse permite tener acceso a financiamientos y créditos del gobierno e instituciones a nivel de gobierno, que no se otorgarían si se mantuvieran como organizaciones independientes. 


Este nivel de integración le permite ofrecer mayor cantidad de recursos y la posibilidad de competir en proyectos grandes, inclusive exportar sus servicios . Pero para llegar a esto se requiere un esfuerzo importante de definición de procesos y homologación de prácticas que le permitan enfrentar los proyectos de forma conjunta.


Proyecto de mejora en las empresas integradas
Un enfoque para lograr la integración es a través de la definición de procesos y capacitación con base en modelos existentes en el mercado para implantar prácticas similares en las organizaciones y establecer una cultura y disciplina de calidad que permitan el trabajo en colaboración. Un programa de mejora de este tipo requiere considerar diversos elementos relacionados con la infraestructura, recursos y herramientas que se requieren establecer, así como una planeación del negocio y los servicios que se pueden ofrecer. 


Todos estos elementos tienen implicaciones fuertes para las organizaciones y para la definición de la integradora. Cuestiones legales, financieras, de contratación y participación de las empresas son algunos elementos que es importante considerar desde un principio para facilitar la transición e integración. Muchas de estas empresas compiten en el mercado y sus recursos internos pueden ser vulnerables, por lo que es necesario establecer acuerdos que permitan proteger estos elementos y crear la confianza requerida. También un factor importante para estas empresas es la vinculación académica, con la posibilidad de integrar recursos especializados o formación de nuevos recursos de acuerdo con los requerimientos de la industria.


El programa de mejora para estas organizaciones toma como base las actividades generales definidas en el modelo IDEAL y considera la realización de un diagnóstico para determinar el estado de las prácticas en las diferentes organizaciones y la evaluación del clima para iniciar un proyecto de esta magnitud de acuerdo con las metas definidas. Con base en los resultados del diagnóstico se planean las acciones requeridas para cubrir las prácticas, estas acciones van enfocadas a la definición de procesos, establecimiento de la infraestructura para la mejora, la identificación de las necesidades de capacitación y la verificación de la implantación de esas acciones. Todos estos elementos requieren ser revisados durante el proceso de implantación para garantizar el resultado esperado y en los casos que se establezca realizar la evaluación o certificación que acredite que la meta ha sido alcanzada.


En estos esquemas de trabajo se presentan diferentes problemas asociados con:

  • Falta de definición de estrategia de negocio de la Integradora
  • Falta de cumplimiento ó claridad de las metas establecidas
  • Falta de comunicación adecuada con otros grupos o con las empresas de la Integradora
  • Poco crecimiento del negocio
  • No acoplamiento con otras empresas en proyectos conjuntos
  • Incremento en la rotación del personal
  • Falta de recursos (materiales, humanos, económicos)
  • Indefinición de cuestiones legales, financieras y comerciales
  • Falta de entendimiento e interpretación del modelo y la manera de implementarlo en las empresas y la Integradora
  • Falta de capacitación oportuna
  • Falta de prácticas y métodos de trabajo unificados
  • Retraso en la definición de los procesos de las empresas y/o la Integradora
  • Falta de intercambio de información y buenas prácticas entre las empresas de la Integradora
  • Poco control sobre el avance del programa de mejora

Entre los beneficios que se reportan bajo los esquemas de integración se encuentra la generación de empresas, servicios y de empleos, obtención de costos accesibles para capacitación e investigación, protección de los recursos entre las empresas, accesos a financiamientos, mayor competitividad y capacidad de recursos, mejora en los canales de distribución y la vinculación con la academia


Para lograr un proceso de integración e implantación de prácticas en los proyectos exitoso, es importante considerar el compromiso de la dirección de todas las empresas que participan, compromiso y convencimiento de los involucrados, adecuada asignación de recursos necesarios (tiempo, materiales y humanos) y establecimiento de la infraestructura, administración adecuada del cambio y comunicación efectiva.