viernes, 25 de noviembre de 2011

Convencer sobre el valor de las prácticas en CMMI

La adopción de las prácticas del modelo CMMI debe ir acompañado de una adecuada "venta" sobre los beneficios y resultados que se pueden obtener y del impacto positivo que puede tener en los resultados de los proyectos y la organización. El valor para el negocio debe ser explicado y entendido claramente para eliminar barreras y obstáculos que impiden avanzar con el proyecto y lograr la participación convencida de cada uno de los miembros. 
Rick Hefner, de Northrop Grumman Corp.,  en el CMMI Workshop 2011 del SEI presentó una conferencia sobre la forma de explicar el valor de las prácticas en CMMI con el título "How to explain the value of every CMMI v1.3 practice". Utiliza una perspectiva basada en cuatro principios o valores presentes en las prácticas: comunicación, calidad, visión y rendimiento.

Valor de las prácticas del modelo
Para lograr una adopción eficiente del modelo CMMI es importante aplicarlo de la mejor manera posible, contribuyendo a mejorar la calidad sin impactar los costos o tiempos de entrega. En el caso de las prácticas que no se perciben como valor para el negocio existe una resistencia natural a adoptarlas y que es necesario eliminar con un adecuado entendimiento de los beneficios que se obtendrían.
Cada práctica en el modelo puede enfocarse en uno o más de los siguientes valores, que contribuyen a lograr un impacto positivo o reducir los riesgos en caso de un impacto negativo:
  • Rendimiento, la práctica contribuye directamente a reducir los costos o tiempos mediante un uso eficiente de los recursos, incrementando la efectividad o disminuyendo el retrabajo.
  • Calidad, la práctica permite desarrollar productos de mayor calidad ya sea previniendo o identificando los defectos.
  • Visibilidad, la práctica ayuda a entender el proceso o la ejecución del proyecto promoviendo la identificación de acciones
  • Comunicación, la práctica ayuda a entender a los interesados el comportamiento esperado del proceso o facilita a los líderes la toma de decisiones.
Mientras que las actividades relacionadas con el control de los costos y calendario se perciben de mayor valor por la relación con el incremento de productividad existen otras que se perciben como pérdida de tiempo y costosas: eliminación de defectos, documentación, reuniones y comunicación, codificación y gestión de proyectos.
Desde el punto de vista del modelo CMMI las prácticas que se perciben de menor valor se relacionan con la estimación de parametros de planificación (PP), aseguramiento de calidad (PPQA), gestión de riesgos (RSKM), toma de decisiones (DAR), gestión de proveedores (SAM), control de productos de trabajo e información, la identificación y monitorización de los interesados y las prácticas de niveles de alta madurez.
Para facilitar la adopción del modelo es importante convencer con el valor de las prácticas a los diferentes niveles y considerar los distintos niveles de información que se requieren en la organización, desde los pioneros del cambio hasta los que lo rechazan. Una comunicación efectiva en este sentido elimina barreras y mejora los resultados.